Sistema Nacional Anticorrupción: Problema de todos, responsabilidad de nadie

Autor: Eliseo Rosales Ávalos, 2018

Durante la celebración del Día Internacional Contra la Corrupción, conmemoración el día martes 11 de diciembre de 2018 en la ciudad de Xalapa, Veracruz, en compañía de nuestro Secretario Técnico Encargado de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal Anticorrupción de Veracruz de Ignacio de la Llave se realizó la presentación del libro Sistema Nacional Anticorrupción: Problema de todos, responsabilidad de nadie.

El fenómeno de la corrupción en México parece un cuento de nunca acabar y sabemos que es un fenómeno que se ha gestado al correr de los siglos. Gobiernos van y vienen; nuevos y viejos programas anticorrupción sucumben ante la práctica muy mexicana de no respetar la ley, con la idea penetrante de que resolver el problema rápidamente es mejor que apegarse a la ley.

Pese a la reforma anticorrupción, el combate al cáncer corruptivo no es una prioridad para el gobierno mexicano, basta señalar que, mientras en las campañas políticas de 2018, los partidos se gastarán un millón de pesos por hora, en el recién creado Sistema Nacional Anticorrupción, sólo se gastan 27 mil pesos. Tales cifras reflejan las prioridades de los clanes políticos que gobiernan nuestro país.

El llamado de auxilio ciudadano ante la opresión corruptiva no empezó con el PRI, ni terminó con la alternancia de partidos. El advenimiento del PAN no se reflejó en una mejora sustantiva en la lucha contra la corrupción

En el presente estudio se parte de las vertientes culturales, genéticas, históricas y religiosas de la corrupción que nos permitan graficar el fenotipo corruptor del mexicano y sus predisposiciones culturales a la ilegalidad, la transa y el trámite fácil.

Hacia la parte final del libro se abordan los retos del Sistema Nacional Anticorrupción en las vertientes de la participación ciudadana, su ciencia institucional y el control que puede tener sobre los actores en su conjunto. En esta parte, entre otras situaciones destacadas, se advierte la complejidad del sistema para tomar decisiones y la pérdida de capacidad estratégica de los entes que lo conforman, así como el total desvanecimiento de la responsabilidad de las estructuras públicas (Secretaría de la Función Pública, Consejo de la Judicatura Federal, INAI, Tribunal de Justicia Administrativa, Auditoría Superior de la Federación, Fiscal Anticorrupción y el Consejero Ciudadano) frente a la Ley del Sistema Nacional Anticorrupción y en la responsabilidad para combatir a la corrupción.

Se aborda desde una manera objetiva la participación ciudadana en el sistema y la complejidad de la interacción de los consejeros ciudadanos con los representantes de las instituciones públicas, que parte de una creciente desconfianza más que de la convicción que juntos podrán enfrentar el cáncer corruptivo.

El presente texto es un esfuerzo por brindar al lector una visión especializada del Sistema Nacional Anticorrupción, por encima de los contenidos normativos, que le permita entender el alcance de medida para contrarrestar la corrupción que se desborda por todos los lados de la vida pública y privada.

Es, pues, la síntesis de muchos años de impartir la materia de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos a nivel de posgrado y en diversos diplomados, así como de un seguimiento puntual que como columnista del diario El Economista se hace del fenómeno de la corrupción.

Éste es el primero de una trilogía de libros, que le permitirán al lector comprender el fenómeno corruptor en México y la estrategia pública para enfrentarlo. El siguiente libro será Las responsabilidades administrativas de los servidores públicos y de los privados, mismo que se encuentra en su fase final, y el tercer título abordará la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas y las nuevas funciones de la Auditoría Superior de la Federación.